¿Cómo mantener a tu perro en forma?

El sobrepeso corresponde a un aumento excesivo de peso causado a menudo por el consumo de alimentos en exceso o no adaptados a las necesidades del animal. Si esto tiende a desarrollarse, puede conducir a la obesidad que es una enfermedad. Una dieta específica contribuirá eficazmente a prevenir o tratar la obesidad.

En la mayoría de los casos, el principal origen del sobrepeso se encuentra asociado a un consumo excesivo de alimentos junto con una falta de ejercicio, especialmente en un entorno urbano. Algunas razas están genéticamente predispuestas a esto, como por ejemplo: Cocker,  Labrador Retriever, Collie. El exceso de peso puede tener su origen en los alimentos que el animal consume durante su crecimiento. Un cachorro de raza pequeña sobrealimentado, producirá demasiadas células adiposas que en vida adulta lo predispondrán al sobrepeso. Por otra parte, dar rienda suelta a dulces y golosinas es un factor de riesgo importante en lo que concierne al sobrepeso

El perro que come demasiado

En este caso padecer hambre insaciable es una situación que puede estar vinculada a un temor a la falta de alimentos en el caso de competencia por el alimento entre varios perros, a un desequilibrio neurohormonal, al aburrimiento, a un consumo de alimentos con una concentración de energía insuficiente o un problema de asimilación digestiva. Las variaciones de peso del animal y una observación precisa de su comportamiento le permitirá en un primer momento al dueño del perro ayudar al médico veterinario a dirigir su diagnóstico hacia alguna de estas hipótesis.

Alimentos con una concentración baja energía

La reducción de la cantidad de alimentos ingeridos a diario por el perro puede ser un problema, ya que el perro acepta con dificultad que se limite su volumen de alimentos. Si se trata de hacer bajar de peso al perro disminuyendo la ración de la comida, se corre el riesgo de causar deficiencias nutricionales. El objetivo de una dieta Nutrición-Salud adecuada a esta situación de exceso de peso, consiste en mantener el volumen del bolo alimenticio, mientras se mantiene  la concentración de nutrientes esenciales y se reduce la ingesta de calorías. Gracias a una gran palatabilidad contenida en esta dieta, el alimento es aceptado satisfactoriamente por el animal y la densidad específica en las croquetas  permite aliviar la sensación de hambre entre las comidas. Así, una dieta de Nutrición-Salud es un apoyo eficaz para perros con baja la actividad o esterilizados con una tendencia al sobrepeso.

Buenas Resoluciones

Es de esperarse que una ración reducida del alimento de un perro que tiende al sobrepeso sea acompañada por un cambio en sus hábitos. Un período prolongado de paseo le dará la oportunidad de gastar su energía. Hay que mantener el juego entre el dueño y el animal, ya que es positiva para su buen desarrollo. Los premios y golosinas deben tratar de evitarse a menos que su contenido energético este incluido en el cálculo de la ingesta diaria.

El camino hacia la obesidad

Uno o dos kilos de más son ciertamente perjudiciales para el animal, de hecho, llevan rápidamente a la obesidad. Esta enfermedad es la causa de graves afecciones articulares (artrosis, la rotura del ligamento) y de fallas cardiorrespiratorias. Entre otras cosas, reduce la capacidad de reproducción y genera importantes problemas de la piel. En general, la obesidad reduce la esperanza de vida del perro.
 
Una vez que el diagnóstico ha sido establecido por el médico veterinario y se ha determinado el grado de afectación del perro, el éxito del tratamiento por medio de la dieta para la pérdida de peso, esta esencialmente condicionado por la conciencia y determinación de los propietarios para hacer que su perro siga la dieta prescrita. Pueden pasar varios meses consumiendo esta dieta para lograr bajar de peso, por lo tanto, lo mejor será ¡prevenir que curar!

Fuente: royalcanin.com

¿CADA CUANTO PUEDO BAÑAR A MI GATO?

Los gatos, además de ser animales extremadamente limpios que se acicalan continuamente con la ayuda de su lengua, acostumbran a mostrar hostilidad ante el contacto de su cuerpo con el agua. Ese es el motivo por el que en ocasiones se recomienda el uso de espumas de lavado en seco, que puedes adquirir en la tienda y que, combinadas con un correcto cepillado para eliminar el pelo muerto, pueden ser una excelente opción para mantener su higiene en estado óptimo.

Pese a ello, existen determinadas circunstancias que pueden provocar que sea necesario bañar a un gato. Entre ellas, cabe destacar su raza o características (pelaje largo), la necesidad de una desparasitación mediante un champú adecuado, la presencia de alguna patología relacionada con la piel, o incluso la eliminación de suciedad puntual concentrada (grasa, orín, tierra…).

​¿CADA CUÁNDO SE BAÑA A UN GATO?

​También es cierto, que si consigues acostumbrar a tu gato al baño desde que es un gatito (a partir de los 2 meses de edad), el contacto con el agua no necesariamente debe resultarle desagradable. Si éste es tu caso, y tu gato no suele salir al exterior, una frecuencia de lavado mensual es suficiente.

​¿CÓMO BAÑAR A UN GATO?

​Para llevar a cabo el baño a un gato, deberás tener tacto y paciencia. Aunque a tu gato le guste el agua, cualquier movimiento brusco puede generarle estrés y complicar la actividad. Puedes usar la bañera, o un recipiente que se ajuste a su tamaño. Es conveniente que coloques una alfombrilla en la superficie para evitar que tu gato se resbale con las uñas. Utiliza agua tibia (30 grados) y un champú específico para felinos. Éste último punto es muy importante, porque los champús para humanos, aunque sean neutros, no respetan el PH de la piel de los gatos. Antes de empezar, deja correr el agua unos segundos para que tu gato se acostumbre al sonido.

Durante el bañado, evita el contacto del agua con sus orejas y ojos. De esta manera, disminuirás el riesgo de que desarrolle infecciones a posteriori. Comienza mojando la parte inferior de su cuerpo con la mano o la ayuda de una esponja suave, y ves ascendiendo poco a poco. Con esta técnica, conseguirás aumentar su confianza y hacer más fácil el proceso. Enjabónalo mientras lo acaricias, y deja que el champú actúe durante unos minutos. Finaliza el proceso aclarando su cuerpo con abundante agua para eliminar restos de jabón, que podrían incomodarlo durante sus rutinas de aseo diario.

Una vez finalizada la tarea, sécalo con una toalla, con mucho mimo y cuidado. Si es invierno, también puedes utilizar un secador para acelerar el secado, aunque el ruido que produce suele generarles inquietud y ansiedad. Puedes probar con un secador silencioso. Acércaselo con moderación, y deja que lo toque para que se familiarice con él.

Cuando hayas conseguido que esté totalmente seco y tranquilo, puedes darle un último cepillado para que su pelaje resulte brillante y uniforme.

Fuente: www.purina.es

¿Es importante conocer al veterinario?

Ya has elegido a tu cachorro, ahora tienes que elegir un buen veterinario

Una de las primeras cosas que tendrás que hacer en cuanto tengas a tu cachorro es llevarlo al veterinario. Pero, ¿cómo encontrar al más adecuado? La recomendación de amigos o familiares será de gran utilidad pero, si no, lo mejor es que sigas tus instintos. ¿Las auxiliares parecen amables? ¿Saben de lo que hablan? ¿Te ayudan? También deberías enterarte de si el veterinario es especialista, o de si podrá recomendarte un especialista adecuado en caso de que lo necesites.

Asegúrate de que la primera visita sale bien

Es bastante probable que la primera visita al veterinario sea muy estresante para tu cachorro. Puede que tenga que viajar en coche, se cruzará con nueva gente, olfateará nuevos olores, le apretarán y le hurgarán por todos lados. Puedes aliviarle de varias maneras. Lo más importante es que tú estés calmado. Luego debes asegurarte de que vaya bien sujeto en el coche, utilizando el transportín adecuado o el arnés especial con cinturón de seguridad. También es conveniente que lleves algunos de sus juguetes favoritos y también golosinas para recompensarle por su buena conducta. De esa manera aprenderá que, al fin y al cabo, no es tan malo ir al veterinario.

Vacunas

Vacunar a tu cachorro contra enfermedades peligrosas es esencial. Es una de las mejores cosas que puedes hacer para mantenerlo sano. Tu veterinario te dará el calendario exacto de vacunaciones. Seguramente a tu cachorro le pondrán las primeras entre las ocho y las 12 semanas de vida. Luego deberá estar de 7 a 10 días en casa y separado de otros perros. Para mantener la protección, es necesario poner vacunas de recuerdo cada año, aunque algunas de ellas no hay que ponerlas todos los años; tu veterinario te asesorará sobre este tema.

Lombrices

Hay dos tipos de lombrices que pueden infectar a tu cachorro: las ‘redondas’ y las ‘tenias’, y debes empezar a protegerle lo antes posible. Sigue los programas de desparasitación que te diga el veterinario. Ten en cuenta que algunas lombrices también pueden infectar a personas, así que es importante que sigas el régimen de desparasitación recomendado por tu veterinario.

Pulgas

Si tu cachorro tiene algunas de estas molestas inquilinas, probablemente se rascará mucho. Es posible que descubras restos de deposiciones de pulgas cuando le estés cepillando, pero es bastante improbable que veas a las propias pulgas, ya que son pequeñas (miden unos 2-3 mm y son de color marrón rojizo) y muy rápidas. Si sospechas que tu cachorro tiene pulgas, pregúntale al veterinario cómo tratarlo. Los productos antipulgas actuales son muy efectivos y deberías poder librarte de ellas con bastante rapidez. No olvides que también debes limpiar la casa, el veterinario te recomendará el spray o el detergente en polvo apropiado.

Fuente: www.hillspet.es

¿Está marcando territorio o está orinando?

La mayoría de los gatos son muy especiales en sus hábitos higiénicos y usarán constantemente la bandeja higiénica o la tierra en el jardín. Por lo tanto, si el gato marca territorio con orina y orina en un rincón de la habitación, puede ser preocupante. ¿Está marcando territorio o está orinando?

Los gatos utilizan la orina como una señal de olor o “marca” para ellos mismos y otros gatos. La motivación de depositar la orina para marcar territorio con su olor es muy distinta de la de orinar para aliviar la vejiga llena. Por lo tanto, es importante determinar si el gato marca territorio con orina u orina ya que las posibles soluciones serán distintas en cada caso.

Gray tabby kitten pawing at the air.

Para orinar, el gato se sienta y deposita un volumen de orina en una superficie horizontal. El gato puede rascar el área alrededor de la orina, aunque esto no ocurre siempre. Los lugares más habituales de micción indebida pueden ser alfombras, sofás, edredones, bañeras o fregaderos.

Para marcar territorio con orina, el gato se levanta, habitualmente haciendo un movimiento como de caminar con sus patas traseras, sacude la cola y esparce una pequeña cantidad de orina sobre una superficie vertical, por ejemplo una pared, dejando una evidente marca de olor. Los sitios más habituales que los gatos marcan territorio con orina incluyen puertas, ventanas, alrededor de las gateras, cortinas, equipos electrónicos y bolsas de compra o de basura. Una vez se haya confirmado cuál de estas dos cosas hace su gato, es necesario tomar medidas para solucionar esta conducta.

Limpieza Independientemente de si ha sido un accidente o no, una vez que el gato haya orinado o defecado en un lugar concreto, su sensible olfato lo animará a usar este lugar como lavabo regularmente. La mejor manera de romper con esta costumbre es retener al gato lejos de esta área el mayor tiempo posible, eliminar cualquier olor que el gato pueda detectar y cambiar la geografía del lugar utilizando los muebles para bloquear el acceso.

Lave el área con una solución con un 10% de detergente, luego aclare con agua fría y deje secar. Rocíe el área (utilizando un atomizador para plantas) con alcohol quirúrgico, frote y deje secar. Posiblemente quiera probarlo primero en un área pequeña si el tejido es delicado. Existen productos particularmente eficaces para quitar olores residuales, que puede ser adquirido en su clínica veterinaria o tienda especializada. Las moquetas son extremadamente absorbentes y la orina a menudo penetra a través de todo el grosor de la moqueta hasta el suelo. Si la zona se ha ensuciado mucho durante un largo período de tiempo, puede resultar necesario tratar el hormigón o las tablas del suelo debajo de la moqueta antes de cambiarla.

Problemas médicos: Si su gato ha empezado a orinar en casa de manera inapropiada, debe llevarlo al veterinario para una revisión. La cistitis puede ser la causa de que el gato apriete y emita pequeñas cantidades de orina con frecuencia. Una forma de enfermedad del tracto urinario relacionada con el estrés es menos obvia en su manifestación, pero un síntoma común consiste en orinar fuera de la bandeja sanitaria. Una infección o una irritación del tracto urinario puede hacer que el gato orine de pie en vez de salir fuera o ir a la bandeja sanitaria.
Orinar de esta manera a menudo puede confundirse con marcar el territorio con orina. Los gatos que sufren cistitis recurrente a menudo pueden necesitar de un aumento de ingesta de líquidos. Esto puede requerir cambiar a su gato de una dieta seca a otra húmeda, pero es necesario consultar a su veterinario en lo referente a la dieta. ¿Por qué mi gato marca territorio con orina en casa? Todos los gatos, machos o hembras, esterilizados o no, pueden marcar territorio con orina. Normalmente esto ocurre en el exterior, como parte del sistema de comunicación por olor. También dejan marcas de olor frotándose, arañando y restregándose (frotando las glándulas que tienen alrededor de la boca contra ramas u otros objetos). El gato deja olor no solamente para hacer saber a otros gatos que está ahí, sino para “proporcionar” al área donde se frota su propio olor familiar, para su tranquilidad.

En un gato no esterilizado, la orina no sólo señala la presencia del gato, sino también su estatus. Las hembras en celo tienen altos niveles de estrógenos en su orina para atraer a los machos. La mayoría de los gatos que tenemos como mascotas están esterilizados y no marcan territorio con orina dentro de casa, probablemente porque no sienten necesidad de hacerlo. Marcar territorio con orina en casa es una señal de que el gato está estresado y necesita hacer algo para sentirse más confiado, rodeándose de su propio olor. Si el gato marca territorio con orina en casa, indica que se siente amenazado por algo. La causa más común es la presencia de otros gatos, bien en casa o bien en el vecindario. Sin embargo, un bebé o una nueva persona en casa, unas obras, la redecoración o un cambio en la rutina pueden ser precursores de que el gato empiece a marcar territorio con orina en casa si está algo nervioso.

Amenazas de gatos en el vecindario: Los gatos a menudo marcan territorio con orina alrededor de la gatera o de las puertas para indicar su presencia a los gatos invasores. Si a su gato le ha molestado otro gato que haya entrado en casa, bloquee la gatera y deje entrar y salir a su gato usted mismo. Ahuyente a otros gatos del jardín para proporcionar a su gato apoyo en el exterior. Tan pronto el gato sienta que el exterior es seguro, tendrá menos necesidad de marcarlo.

Obras de construcción y decoración: Un gato nervioso o un gato que está permanentemente en casa puede verse amenazado por los cambios en su entorno. El cambio de decoración o de muebles quita todas las sutiles marcas que el gato ha colocado cuidadosamente frotándose y arañando. Para reducir el impacto de las obras, tenga al gato lejos de las habitaciones hasta que el olor deje de ser tan fuerte y se mezcle con los olores familiares de la casa. Puede acelerar este proceso propagando el olor del gato usted mismo. Coja un paño de algodón suave y frótelo con cuidado alrededor de la cara del gato (donde se encuentran las glándulas que producen el olor individual del gato).

La secreción recogida contiene feromonas que envían un mensaje de familiaridad y seguridad directamente al cerebro del gato. Frote la tela contra los muebles o las paredes a la altura del gato y repítalo varias veces al día. Hay menos posibilidades de que el gato marque territorio con orina si se da cuenta de que su olor ya está allí. Su veterinario puede asimismo proporcionarle un producto que contenga feromonas sintéticas que actúa de la misma manera. Por ejemplo, si cambia de sofá, a menudo resulta útil hacer planes con antelación y utilizar una colcha de tela durante algunas semanas para después cubrir con ella el mueble nuevo de manera que el olor le resulte más familiar a su gato.

Ayude a su gato a sentirse seguro Incluso si la causa de esparcir orina no es obvia, hay otras formas de hacer que su gato se sienta más seguro. Por ejemplo, limitar el área en la que el gato tiene que rondar a una o dos habitaciones puede ayudar a aumentar la confianza y reducir el deseo de marcar territorio. Ayuda de un especialista En muchos gatos, lo de marcar territorio con orina y orinar puede curarse con ayuda de las técnicas aquí descritas. En algunos casos el problema puede ser más persistente y es más recomendable discutirlo con su veterinario que dejar que se solucione por sí solo.

Referencia: Feline Advisory Board – www.fabcats.org

Los cinco sentidos de tu gato. ¿Cómo funcionan?

La naturaleza ha equipado a tu gato con poderes especiales refinados para poder perseguir, cazar y sobrevivir a lo largo de las generaciones. Hay cinco sentidos que definen a tu mascota como un gato y cada uno juega un papel importante en cómo perciben el mundo.

 

Pueden escucharlo todo. Hay muchos sonidos que están más allá de la capacidad de tus oídos, pero tu gato los capta sin problema. Los gatos escuchan incluso mejor que los perros. Un rango de 48 HZ a 85 kHz proporciona a los felinos uno de los rangos de audición más amplios entre los mamíferos.

Olfato privilegiado. El sentido del olfato de tu gato es fundamental para aprender sobre el medio ambiente. Alrededor de 200 millones de células sensibles al olor se encuentran en la nariz de un gato doméstico. Para que te hagas una idea, los humanos solo tienen cinco millones. Los gatos no solo usan su nariz para olisquear la comida, también confían en este sentido para comunicarse entre ellos.

Manteniendo el contacto. Bigotes y patas hacen el trabajo de investigación en el entorno de un gato. Los gatos tienen bigotes en la parte posterior de las patas delanteras, además de en su cara. Usan estos bigotes para sentir los objetos que los rodean y determinar ciertas cosas, como si pueden escurrirse a través de una abertura estrecha. Ciertos bigotes ayudan a los gatos a encontrar a sus presas con poca luz.

Vigilando el entorno. La vista de tu gato es extraordinaria, especialmente la visión periférica. Las pupilas de un gato pueden dilatarse más para capturar una vista panorámica del paisaje. También son especialistas en detectar movimiento, un rasgo perfeccionado a lo largo de miles de años de caza. Sin embargo, es interesante observar que los gatos tienen un punto ciego justo debajo de la barbilla. A pesar de su vista asombrosa, literalmente pueden pasar por alto algo que está a su alcance.

El gusto no lo es todo. Hay una razón por la que los gatos no necesariamente comen cualquier alimento para gatos que pones delante de ellos. Solo tienen alrededor de 470 papilas gustativas. Eso suena mucho, pero si lo comparamos con tu propia boca que incluye más de 9.000, es muy poco.  Los gatos no solo tienen menos papilas gustativas, sino que tampoco son tan sensibles. Es por eso que confían más en su sentido del olfato cuando se trata de elegir comida.

Fuente: www.hillspet.es

¿Perros con miedo a los truenos?

El miedo a los truenos es una fobia común en los perros. Normalmente se manifiesta porque se esconde, gime, ladra, rasca o incluso se orina. Nadie sabe a ciencia cierta por qué a los perros les asustan los truenos. En todo caso, parece más común en unas razas que en otras. La ansiedad provocada por el trueno es difícil de tratar pero es importante intentarlo porque suele hacerse más pronunciada con la edad.

Un perro con miedo a las tormentas puede empezar a mostrar ansiedad mucho antes de que empiece a tronar. La lluvia, los destellos de luz intensos o incluso la caída de la presión atmosférica pueden desencadenar una reacción de ansiedad en su perro. El miedo a los fuegos artificiales también es común en los perros que tienen miedo a los truenos.

No lo castigue ni le haga demasiadas caricias

Al tratar esta fobia es importante no castigar a su perro por estar ansioso ni acariciarlo demasiado porque esto puede exacerbar el problema. Castigar al perro sólo hará que tenga más miedo y ansiedad ya que asociará el trueno no sólo con el miedo sino también con el castigo. Tampoco es recomendable acariciar o tranquilizarle en exceso ya que esto le enseñará que su conducta ansiosa resulta apropiada y agradable para usted.

Sano y salvo

Una de las cosas que puede hacer es proporcionarle un lugar seguro donde pueda ir durante la tormenta. Las jaulas para perros (utilizadas para transportarlos), debajo de una cama o una silla son los escondites más comunes.

Su perro escoge estos lugares porque le permiten sentirse protegido y el ruido que le asusta se amortigua. Si su perro todavía no tiene ningún lugar seguro, proporciónele uno. Puede dejar allí algunas golosinas para animarlo a ir allí durante la tormenta.

Proporcionarle a su perro un lugar seguro para guarecerse durante la tormenta ayuda a mitigar algunos signos de ansiedad pero no llega a solucionar la causa principal del problema. Es una tarea más complicada y probablemente necesite que su veterinario o un especialista en conducta de mascotas le ayuden. La clave está en insensibilizar a su perro al sonido del trueno o a otros estímulos asociados al trueno. Cuanto antes empiece el tratamiento, antes verá resultados positivos.

La confianza lleva a la satisfacción

La insensibilización debe ser un proceso gradual. Básicamente requiere que su perro se acostumbre al sonido de trueno y lo vea como algo normal. Normalmente esto se consigue reproduciendo el sonido de trueno grabado a bajo volumen y en intervalos cortos. El sonido de los truenos debe oírse de forma irregular para imitar el trueno de verdad. Mientras lo esté haciendo, observe la conducta de su perro.

Intente distraerlo mientras se oye el ruido jugando a traer cosas o haciéndole participar en alguna actividad interesante. Si su perro está demasiado asustado para participar, tendrá que reducir la intensidad del estímulo del trueno y volver a intentarlo más tarde. Este proceso puede ser largo y requerir mucha paciencia pero al final su perro se sentirá mucho más cómodo durante una tormenta.

Fuente: www.hillspet.es

Seis trucos para que la arena de tu peludito no huela

1. Limpiar el arenero de los gatos para reducir los olores en casa

La limpieza de la arena de los gatos es fundamental para evitar los olores en casa.

La primera regla para que la arena de los gatos no deje olores en casa es… ¡la limpieza! “La arena debe limpiarse entre una y dos veces al día“.

La tarea es sencilla. Basta con hacerse con una pala o rastrillo para los areneros. Estos accesorios tienen surcos que permiten la salida de la arena limpia recogida, pero que atrapan las deposiciones sólidas y la orina de los felinos, siempre que se utilice una arena aglomerante.

Esta operación puede realizarse cada noche, antes de tirar la basura. De este modo, los posibles olores del arenero no tendrán tiempo de colarse en casa.

2. Arenas para gatos que no dejan olores en casa

Arenas para gatos las hay de todos los gustos, precios y colores. Las personas que comparten su vida con felinos saben lo importante que es escoger una arena adecuada que cumpla las expectativas de estos quisquillosos amigos peludos.

“Existen muchos tipos de arenas para gatos en el mercado, aunque los felinos prefieren los sustratos de grano muy fino y sin perfume“, concluye un estudio sobre areneros para felinos realizado por la Universidad de Ohio. Pero, además, una arena para gatos conglomerante -que haga bolas sólidas con la orina- se limpia mejor y reduce sus hedores.

Escoger un sustrato de buena calidad puede suponer la diferencia entre convivir con olores en casa o despedirse de ellos para siempre. ¿El consejo? Probar, probar… Y si encuentra una arena mejor, ¡quédesela!

3. Areneros para gatos cubiertos y con filtros huelen menos

Los areneros para los felinos cubiertos también ayudan a reducir los olores en casa. Algunos de estos accesorios, además, incluyen un filtro que minimiza aún más los hedores.

Sin embargo, “hay que recordar que los areneros para gatos cubiertos concentran más olores en su interior, ya que no los dejan salir, y algunos animales los rechazan”, añaden los expertos. ¿La clave? Extremar aún más la limpieza del arenero.

4. ¿Cómo limpiar el arenero de los gatos para reducir los olores en casa?

La mayoría de las arenas para gatos del mercado necesita ser retirada por completo una vez a la semana. Por fortuna, también este sector evoluciona a gran velocidad, y ya existen sustratos que aglomeran muy bien y aguantan más tiempo.

Además, “el recipiente o arenero de los felinos necesitará una limpieza en profundidad, al menos, una vez a la semana, con un detergente suave“, añaden los especialistas.

5. Airear la arena de los gatos para disminuir olores en casa

La arena de los gatos olerá menos si se dispone de un espacio aireado donde colocarla. Las ventanas en un baño apartado, siempre protegidas con mallas, para que los felinos no puedan extraviarse, son una ayuda para reducir los olores en casa.

6. Desodorantes para los areneros de los gatos, ¿sí o no?

Los gatos pueden ser muy quisquillosos con los olores. Esta es la razón por la que muchos felinos rechazan las arenas perfumadas y, también, la causa de que otros rehúyan los desodorantes que prometen eliminar los olores de la arena. Esta aversión incluye a los ambientadores que se colocan cerca del arenero para contrarrestar los olores procedentes de la caja.

 

Fuente: http://www.consumer.es

Claves para una vida feliz en tu peludito

La decisión de tener una mascota nunca debe ser tomada a la ligera. Son seres vivos que nos ofrecen su amor, lealtad y compañía esperando a cambio de cuidados mínimos acorde con sus necesidades.

 

A continuación te dejamos 5 recomendaciones para ser un amo responsable:

 

1. Dedicarle tiempo y cariño: las mascotas no se pueden cuidar solas. Te necesitan. Dales tiempo y cariño como ellas te dan el suyo. Con ambos, tendrás una mascota sana, feliz y educada.

2. Asegurarle agua, comida y paseos diarios: tu mascota disfruta el agua fresca (no importa si es invierno o verano) y se siente saludable y feliz cuando come su alimento. Hay que cambiar su agua al menos una vez al día y asegurarte que coma un buen alimento en las porciones adecuadas.

3. Evitar la obesidad: si le das un buen alimento, sólo debes dar la cantidad justa indicada para su peso o aquella que indique su veterinario. No premies a tu mascota con alimento fuera de su dieta, una mascota gordita no es una mascota sana.

4. Ni grasas ni dulces: tus golosinas pueden ser muy dañinas para tu mascota. Cuidando su dieta y no sólo evitarás que sea una mascota gordita, sino que aportarás a su salud. Nunca chocolate, nunca grasa.
5. Vacunar y desparasitar interna y externamente al menos cada 3 meses. Esto es importante para controlar parásitos con el fin de cuidar su salud y la de tu familia, para evitar la transmisión de enfermedades zoonóticas. También se puede prevenir mensualmente con un control de pulgas, garrapatas y mosquitos. Es muy importante cumplir con el calendario de vacunación según lo recomiende tu veterinario desde cachorrito

Fuente: bayer.com

¿Cómo cortar las uñas de tu peludito?

 

¿Cómo cortar las uñas de tu peludito?

 

La mayoría de gatos no necesitan que les cortes las uñas ya que su necesidad innata de rascar las desgasta de forma natural. Los gatos de exterior mantienen sus uñas a raya rascando en superficies rugosas, mientras que los gatos de interior deberían disponer de un rascador para ayudarles en tal propósito (y para evitar que arruinen tus muebles). Es deseable que revises periódicamente las uñas de tu gato para que no crezcan demasiado. Los gatos mayores suelen necesitar que les corten las uñas periódicamente y lo mismo sucede con gatos con un pulgar adicional (polidactilia), cuya uña, al no tocar el suelo, no se desgasta. Muchos gatos también tienen espolones (la uña en la zona interior de la muñeca en la región carpiana), que al no tocar el suelo tienden a crecer excesivamente, por lo que es necesario recortarlos periódicamente. Cortar las uñas evita que crezcan excesivamente e hieran la planta del pie del gato, lo cual, además de ser doloroso, puede acarrear infecciones.

CÓMO CORTAR LAS UÑAS A TU GATO

Durante una visita al veterinario, pídele que te muestre la forma correcta de cortarle las uñas a tu gato para que no le hagas daño al cortar demasiado cerca la zona sensible de la uña. También hay formas de acostumbrar a tu gato a cortarse las uñas desde pequeño. Para empezar, hazle una “falsa pedicura”: aplica una ligera presión en cada uno de sus dedos y dale una recompensa cada vez. Una vez que el gatito se haya acostumbrado a esta primera fase, puedes ir avanzando gradualmente hasta cortarle todas las uñas con un cortaúñas diseñado para ese propósito. También puedes limar las uñas de tu gatito para evitar arañazos accidentales, aunque puede que no lo tolere bien ya que implica pasar más tiempo inmóvil.

Una vez a la semana, inspecciona las uñas de tu gato, incluidos los espolones (las uñas en la parte interior de las patas). Normalmente, las uñas están “envainadas” cuando un gato descansa, con lo que no son visibles. Así pues, si las ves mientras descansa, puede que necesiten un recorte.

Para comenzar, presiona la planta del pie con el pulgar con tu índice en la parte posterior del pie para que salga la uña. Corta solo la punta transparente de la uña, evitando el vaso sanguíneo en el interior de la uña. Nunca cortes por encima del punto indicado, ya que le podrías hacer daño a tu gato y sangraría. Si ves o notas que alguna de sus uñas es demasiado larga y se clava en la pata o el pie, acude al veterinario cuanto antes. Cortar estas uñas suele ser doloroso, y es posible que tu gato necesite analgésicos o antibióticos.

Si cortas la uña demasiado arriba y empieza a sangrar, no te asustes. Antes de empezar a cortarle las uñas, hazte con una barrita de nitrato de plata o polvo estíptico que puedes obtener en tu veterinario y algunas bolitas de algodón. Aplica el nitrato de plata o el polvo estíptico en el extremo de la uña que sangra y aplica presión con la bolita de algodón durante un instante. Si la hemorragia no cesa pasado un rato, acude de inmediato al veterinario. El nitrato de plata puede que pique un poco, así que antes de aplicarlo asegúrate de estar en una posición segura y tener a tu gato firmemente agarrado.

El proceso de cortarle las uñas a tu gato puede ser más o menos complicado según cómo lo tolere. No te sientas mal si no lo consigues. Habla con tu veterinario y coméntaselo, seguro que estará encantado de ayudarte.

 

Fuente: www.purina.es

Problemas para controlar las necesidades: ¿qué debes hacer si tu perro tiene un accidente?

Problemas para controlar las necesidades: ¿qué debes hacer si tu perro tiene un accidente?

 

 

Hasta un perro perfectamente educado para hacer sus necesidades fuera de la casa puede tener a veces una pequeña pérdida de orina si está muy excitado o nervioso. Es lo que se llama “orinarse como muestra de sumisión”. Eso puede suceder con bastante frecuencia cuando llegas a casa y lo saludas, aunque puedes probar a seguir nuestros consejos también en otras situaciones.

La clave para acabar con este hábito es no regañar ni castigar al perro, ya que con eso lo único que conseguirás es aumentar su ansiedad. En su lugar, realiza el procedimiento siguiente de adiestramiento en dos fases:

Fase 1 – Intenta que tu perro no se excite

Cuando llegues a casa, saluda a tu perro con la mayor normalidad posible:

  • no te quedes parado delante de él, no establezcas contacto visual ni levantes tu mano por encima de él; en su lugar
  • agáchate y ofrécele la palma de tu mano para que te la lama.

Fase 2 – Enseña a tu perro una forma alternativa de darte la bienvenida a casa

Sigue los pasos siguientes para enseñar a tu perro una forma alternativa de darte la bienvenida:

  1. Enseña a tu perro a sentarse (“sit”).
  2. Enséñale a “dar la pata”.
  3. Ordena a tu perro “sit, da la pata” y luego prémialo con una golosina.

Con paciencia y práctica ¡tu perro no tardará mucho en darte una bienvenida a casa mucho más tranquilo!

Fuente: www.pedigree.es