Blog

La rabia canina, síntomas y prevención.

La rabia en perros o rabia canina es una de las enfermedades infecciosas virales más conocidas, pues se trata de una patología que puede transmitirse a todos los mamíferos, incluyendo el ser humano, al ser una enfermedad zoonótica. Además, los perros son los principales transmisores a nivel mundial.

¿Qué es la rabia canina?

El término “rabia” proviene del adjetivo en Latín Rabidus, que se traduce como “delirante”, “furioso” o “feroz”, debido al comportamiento característico de los animales que padecen esta patología, los cuales muestran conductas agresivas.

Como hemos adelantado en la introducción, la rabia está causada por un virus de la familia Rhabdoviridae, que afecta principalmente al sistema nervioso central (SNC), extendiéndose y acumulándose en grandes cantidades en las glándulas salivares del perro, que causan una producción excesiva de saliva, infectada con el virus. Esta enfermedad está presente en el animal infectado y puede perdurar en las carcasas de los animales fallecidos hasta 24 horas.

Formas de contagio de la rabia en perros

La rabia suele contagiarse mediante la mordida de un animal infectado, no obstante, también puede transmitirse por medio de la saliva, por ejemplo si el animal lame una herida abierta, o bien si se producen arañazos en determinadas zonas, como en las mucosas. No obstante, se trata de situaciones poco frecuentes.

No olvidemos que esta enfermedad puede llegar a afectar al ser humano en caso de mordedura, por ello es tan importante realizar un adecuado plan de medicina preventiva e informarnos sobre los síntomas y las formas de contagio, con el objetivo de garantizar la salud del can, de otros animales domésticos y la de los propios tutores.

Causas de la rabia en perros

Los perros se consideran los principales portadores de la rabia, siendo vulnerables aquellos canes que no han sido vacunados y los que entran en contacto con animales silvestres, como zorros y murciélagos. No obstante, la forma de contagio más común es mediante la mordedura mamíferos domésticos, como gatos, perros y conejos.

El contacto directo con la piel (sin heridas), la sangre, la orina o las heces no es un factor de riesgo, exceptuando en los murciélagos, no obstante, es poco frecuente que los animales domésticos entren en contacto con estos pequeños mamíferos.

Actualmente se intenta controlar la rabia en países de todo el mundo, enfocando su prevención en perros y gatos, gracias a las campañas de vacunación y las múltiples medidas de protección. No obstante, la rabia sigue siendo una patología frecuente que aparece de forma puntual, hasta en los países donde está prácticamente erradicada.

¿Cómo saber si mi perro tiene la rabia?

Si sospechas que tu perro puede haber sido mordido por un perro callejero, un gato sin hogar o entrado en contacto con un mamífero silvestre portador, quizás quieras averiguar cómo saber si un perro tiene la rabia. Presta atención al siguiente paso a paso:

  1. Busca heridas o señales de mordedura: esta enfermedad se suele transmitir mediante la saliva, entonces, si tu can se ha peleado con otro perro o animal doméstico deberás, busca inmediatamente las heridas que le hayan podido causar.
  2. Presta atención a los posibles síntomas: si bien durante la primera fase no se manifiesta ninguna señal evidente, pasadas unas pocas semanas tras la mordedura el perro empezará a manifestar comportamientos extraños y, aunque no son síntomas que puedan confirmar la transmisión, sí pueden alertarte. Recuerda que los perros pueden presentar dolores musculares, fiebre, debilidad, nerviosismo, miedo, ansiedad, fotofobia o pérdida de apetito, entre otros síntomas. En una etapa más avanzada, tu perro empezará a mostrar una actitud furiosa que es la más característica de la enfermedad y que le da el nombre de “rabia”. Los síntomas que presentará serán el de salivación excesiva (puede presentar la típica espuma blanca con la que se relaciona la enfermedad), unas ganas incontrolables de morder cosas, irritabilidad excesiva (ante cualquier estímulo el perro se volverá agresivo, gruñirá e intentará mordernos), pérdida de apetito e hiperactividad. Algunos síntomas menos comunes pueden ser falta de orientación e, incluso, convulsiones.
  3. Fases avanzadas: Si no hemos prestado atención a los síntomas anteriores y no hemos llevado al perro al veterinario, la enfermedad entrará en la fase más avanzada, aunque hay perros que ni siquiera llegan a padecerlas, pues antes se les practica la eutanasia o mueren. En esta etapa los músculos del perro empezarán a paralizarse, desde sus patas traseras hasta el cuello y la cabeza. También estará aletargado, seguirá echando espuma blanca por la boca, ladrará de manera anormal y tendrá dificultades para tragar debido a la paralización de los músculos.

¿Cómo prevenir la rabia en perros?

Mediante el seguimiento estricto del calendario de vacunación del perro podemos prevenir que nuestro can padezca esta terrible enfermedad mortal. Generalmente se aplica la primera dosis alrededor de las 16 semanas y, de forma anual, se aplica un refuerzo para que el organismo del perro se mantenga activo contra el virus. Así mismo, antes incluso de la aparición de los primeros síntomas de la rabia en perros, si hemos observado que nuestro can ha sido mordido por otro perro o animal silvestre debemos acudir al veterinario.

¿Cuánto vive un perro con rabia?

No es posible determinar de forma exacta cuánto tiempo vive un perro con rabia ya que la fase de incubación puede variar enormemente dependiendo de la localización y gravedad de la mordedura. Por ejemplo: el virus transmitido por un mordisco profundo en la pata se extenderá mucho rápido que en una herida superficial en la cola.

Debemos saber que la esperanza de vida de un perro con rabia es relativamente corta, pues puede variar entre 15 y 90 días, siendo más corta aún en cachorros. Así mismo, una vez afectado el SNC y tras una manifestación evidente de los síntomas de rabia en perros, la muerte del can ocurre entre los 7 y 10 días.

En cualquier caso, si sospechas que tu perro pueda padecer la rabia acude cuanto antes a tu veterinario para aislar adecuadamente al animal, hacerle las pruebas pertinentes y evitar así el riesgo de propagación hacia otros animales y hacia las personas mediante la eutanasia.

Fuente: www.expertoanimal.com

2 thoughts on “La rabia canina, síntomas y prevención.

  1. Carla dice:

    Buenísimo el post. Un cordial saludo.

  2. Paola dice:

    Super interesante el articulo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *